free porn sites free porn sites free porn sites free porn sites free porn sites free porn sites free porn sites free porn sites free porn sites free porn sites El poder curativo del amor

Síguenos

btyout

bcf

lgt

 med

El poder curativo del amor

amor

¿Hemos pensado alguna vez en el poder terapéutico del amor? Generalmente pensamos en su poder de atracción o en su capacidad de unir dos vidas para siempre.  Pero el amor también posee la extraña propiedad curativa de una medicina, como lo ilustra el siguiente caso.

 

En una ciudad, cierto juez había tenido una pelea con su novia, poco después de lo cual enfermó de suma gravedad.  Sin embargo, con todos los auxilios médicos que se le brindaron alcanzó a salir de su crisis, pero al parecer estaba condenado a morir.  Una mañana, casualmente, la distanciada novia se encontró con el médico, y entre ambos entablaron este diálogo:

n  ¿Cómo está mi novio doctor?

n  Por ahora ha superado la crisis, pero igualmente morirá.

n  No comprendo – repuso la joven – si ha salido de la crisis, ¿por qué ha de morir?

n  Muere de un gran amor hacia usted – repuso el médico.

Al oir estas palabras, la muchacha le pidió al médico que la acompañara hasta una florería cercana, allí compró un hermoso ramo de flores, en el cual colocó una tarjeta con estas palabras: “Con todo mi amor”y la firmó.  Minutos más tarde el médico colocaba las flores junto a la cama del enfermo, quien en ese momento estaba dormido. Al instante se despertó y dijo con gesto amable: “gracias doctor por estas flores”. El médico entonces le explicó que no eran un obsequio suyo, y le pidió que leyera la tarjeta.  Cuando el juez leyó: “Con todo mi amor” enseguida cambió su semblante. ¡su rostro pareció otro! Nueve días más tarde él y su novia se casaban en la capilla del hospital.

¿No es extraordinario el poder curativo del amor? ¡Cuántas otras personas podrían sanar de sus dolencias si hubiera alguien que les dispensara un amor tierno y desinteresado! Incluso, cuántos viven a nuestro lado enfermos del alma, abatidos, solitarios y angustiados, cuando podrían tener un poco de alegría y de ánimo si alguien se les acercara con una palabra de afecto sincero.

Puede ser el vecino, el compañero de trabajo o el amigo, el que hoy se sienta deprimido y con el espíritu debilitado.  ¿Con qué podríamos ayudarle? ¿Con un tónico, o con un frasco de vitaminas? Más que eso ¡con nuestro afecto!  Nuestra actitud comprensiva, nuestra mano cálida sobre el hombro, nuestra palabra de confianza y optimismo podrían más que diez recetas médicas. ¡No le parece! Así de efectiva es la riqueza del amor.

Hosting y diseno por Soluciones Web 2.0