• Cinco días consecutivos de celebración tuvo Chile este año por las fiestas patrias. Mientras la mayoría aprovechó los feriados para ir a las típicas fondas, miles de jóvenes adventistas dedicaron el tiempo libre a servir a la comunidad y a fortalecer su relación con Dios.